26 de febrero de 2024 | 2:48

Bilbao

Juicio a 11 manifestantes por disturbios en evento de Vox en Bilbao 2020

Vox disturbios Bilbao

Mairenis Gómez

5 de febrero de 2024 | 6:29 pm

Una convocatoria se convierte en epicentro de discordia y desafío judicial

En una tarde de junio del 2020, la plaza Corazón de María en Bilbao se convirtió en el epicentro de una serie de disturbios en el mitin organizado por Vox. Un evento que marcaría un antes y un después en el tejido social y político de Bilbao. El mitin, con la presencia estelar de Javier Ortega Smith y Niko Gutiérrez, no solo buscaba exponer sus puntos sobre seguridad e inmigración sino que, sin pretenderlo, encendió la mecha de una controversia que trascendería el mero acto político. Este encuentro, destinado a resonar en las elecciones autonómicas, se vio inmerso en una espiral de reacciones que desembocaría en un juicio de notable significado.

La convocatoria de Vox en Bilbao desemboca en juicio por desórdenes públicos

La audiencia de Bizkaia se prepara para juzgar a once personas, diez hombres y una mujer, acusadas de alterar el orden público y de atentar contra la integridad física de agentes de la ley durante el final de el mitin organizado por Vox, en el preámbulo de las elecciones autonómicas de 2020. Este episodio no solo refleja la polarización política que vivimos, sino que también pone en tela de juicio cómo gestionamos el disenso en el espacio público.

La chispa que encendió el debate: seguridad, inmigración y la voz de un barrio

Vox eligió San Francisco, un barrio de rica diversidad y complejidad social, para hablar de temas tan delicados como seguridad e inmigración. Con la presencia de figuras como Javier Ortega Smith y Niko Gutiérrez, no sorprende que el acto fuera visto por muchos como una provocación. Un nutrido grupo de vecinos y manifestantes, algunos tildados de antifascistas, no tardaron en expresar su rechazo. Mientras unos optaron por el cacerolazo desde la intimidad de sus balcones. Otros se aglomeraron en la plaza, encendiendo la mecha de un conflicto que escalaría rápidamente.

Una respuesta policial en el ojo del huracán

La Ertzaintza, con cerca de un centenar de agentes, se desplegó para garantizar la seguridad del evento. Sin embargo, lo que comenzó como una manifestación de descontento pronto degeneró en violencia. La acusación describe cómo botellas, vasos y hasta mobiliario urbano se convirtieron en proyectiles dirigidos contra la policía y cómo, en medio del caos, un contenedor ardía como símbolo de la ira desatada. Este enfrentamiento no solo dejó heridas físicas en los agentes sino que también abrió heridas en el tejido social de Bilbao.

Vox disturbios Bilbao
Una convocatoria se convierte en epicentro de discordia y desafío judicial

Entre la ley y la emoción: el camino hacia el juicio

Ahora, a medida que nos acercamos al juicio, surgen preguntas cruciales sobre la justicia y la reparación. La fiscalía busca condenas de hasta tres años para los implicados, una medida que algunos verán como necesaria para preservar el orden. Mientras otros la interpretarán como un exceso. Entre testimonios y pruebas, este juicio no solo determinará el futuro de los once acusados. Sino que también será un reflejo de nuestra capacidad para dialogar y disentir.

Buscando el equilibrio

Sin duda, la serie de disturbios en el mitin organizado por Vox en Bilbao nos invita a reflexionar sobre cómo abordamos el debate público y gestionamos las diferencias en una sociedad democrática. Y con las puertas de este juicio, que promete extenderse durante tres jornadas a partir del 13 de febrero. Bilbao se prepara para revisitar aquellos momentos de discordia. Los acusados, con edades que oscilan entre los 22 y los 49 años, y provenientes tanto de Bizkaia como de Francia y Marruecos, encarnan la diversidad de una ciudad que se debate entre la cohesión y la confrontación.

Más noticias