18 de mayo de 2024 | 9:46

Actualidad

La historia del tigre de Deusto

Jesús Carames

29 de diciembre de 2015 | 4:39 pm

El tigre es uno de los iconos de Bilbao | Foto: Agencias.

La enorme escultura de un tigre vigila cada día, desde hace más de medio siglo, a toda la sociedad bilbaína. Un tigre con mucha historia, un felino del que se llegó a pensar que podía ser una leona pero que finalmente quedó demostrado que no gracias a sus atributos masculinos. Esta enorme escultura llega a la calle Botica Vieja de Bilbao en 1943, tras ser esculpida por Joaquín Lucarini.

Dos años antes, en 1941, Pedro Ispizua diseñaba un edificio destinado a albergar la que sería la fábrica, las oficinas y el local de exposición de la empresa ‘Correas El Tigre’. El dueño del edificio, Miguel Mendizabal, pidió un año más tarde a Joaquín de Lucarini que creará una escultura de un tigre de hormigón para coronar la empresa de correas que el había creado, cosa que llegó un año más tarde.

El tigre, de nueve metros de longitud ya se ha convertido en todo un símbolo de Bilbao y el edificio sobre el que vigila a los bilbaínos ha sido rehabilitado y convertido en viviendas de lujo. Hay quienes cuentan que Mendizabal mandó instalar un fiero tigre en lo más alto del edificio tras un encontronazo con la burguesía local, para demostrar el poderío de ‘Correas El Tigre’ en la zona.

Más noticias