26 de febrero de 2024 | 3:07

Bizkaia

Bizkaia y Gipuzkoa revelan planes para transformar la N-636 con un nuevo trazado Elorrio-Arrasate

Bizkaia y Gipuzkoa revelan planes para transformar la N-636 con un nuevo trazado Elorrio-Arrasate

Jeickson Sulbaran

8 de febrero de 2024 | 12:30 pm

Las Diputaciones de Bizkaia y Gipuzkoa han marcado un antes y un después en la movilidad del norte de España con el anuncio de la transformación integral de la carretera N-636. Este proyecto no solo representa un avance en infraestructura vial, sino también un compromiso con la seguridad, la comodidad y la eficiencia en el transporte. El nuevo trazado entre Elorrio y Arrasate, que incluye la construcción de un túnel en Kanpazar, es un claro ejemplo de cómo la planificación y la colaboración interinstitucional pueden llevar a soluciones innovadoras y beneficiosas para toda una comunidad.

Innovación y seguridad en el corazón del proyecto

La elección de este nuevo trazado se ha basado en un análisis detallado de factores clave como la seguridad vial, el impacto ambiental y la funcionalidad. La construcción de un túnel monotubo para superar el alto de Kanpazar es una decisión audaz que promete transformar la experiencia de conducción en la región. Este cambio no solo hará que el viaje sea más directo y rápido, sino también significativamente más seguro, eliminando las peligrosas curvas del trazado actual.

La inversión de aproximadamente 6 millones de euros demuestra el compromiso de ambas diputaciones con el desarrollo y la mejora continua de la infraestructura local. El diputado foral Imanol Pradales subraya la importancia de este proyecto como un hito en la modernización del corredor Beasain-Durango. Su visión refleja un enfoque integral que va más allá de la mera construcción de carreteras, buscando mejorar la calidad de vida y la conectividad entre las comunidades.

Una apuesta por el futuro y la cohesión territorial

Bizkaia y Gipuzkoa anuncian un nuevo proyecto para transformar la N-636

María Ubarretxena, diputada foral, resalta el impacto transformador del proyecto en la movilidad y el transporte en la región. La nueva ruta ofrecerá a los ciudadanos de Arrasate y sus alrededores la posibilidad de llegar a Bilbao o al aeropuerto de Loiu en menos de 40 minutos. Esta mejora en la conectividad no solo es conveniente para los viajeros diarios, sino que también abre puertas a nuevas oportunidades económicas y sociales en áreas como Urola Garaia y Goierri.

La reconfiguración del enlace de Elorrio y la introducción de una nueva rotonda facilitarán significativamente los movimientos de acceso y salida en la zona. La seguridad se verá reforzada con la eliminación de giros a izquierda y cruces a nivel. Además, la nueva sección tipo de la carretera está diseñada para optimizar la capacidad y seguridad del tramo, garantizando un tránsito fluido y seguro para todos los usuarios.

Este ambicioso proyecto es un claro ejemplo de cómo la visión y la colaboración pueden dar lugar a soluciones que benefician a toda una comunidad. Con este nuevo trazado, Bizkaia y Gipuzkoa no solo están invirtiendo en asfalto y hormigón; están construyendo puentes hacia un futuro más seguro, conectado y próspero para todos sus ciudadanos.

Más noticias