18 de mayo de 2024 | 8:50

Bizkaia

€6000 la brecha salarial entre hombres y mujeres en Euskadi

Jesús Carames

15 de junio de 2023 | 11:01 am

La vicelehendakari Idoia Mendia destaca la preocupante brecha salarial en Euskadi

En Euskadi, la brecha salarial entre hombres y mujeres sigue siendo motivo de preocupación. Según un informe reciente, los hombres ganan en promedio 6.000 euros más al año que las mujeres, lo que equivale a una brecha del 17,9%. Aunque esta cifra ha disminuido en cinco puntos desde el comienzo de la legislatura actual, sigue siendo una situación alarmante. La vicelehendakari y consejera de Trabajo y Empleo, Idoia Mendia, expresó su inquietud durante el II Congreso Internacional sobre Brecha Salarial, organizado por su departamento y la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).

Mendia señaló que la brecha salarial no solo se mide en términos de capacidad económica, sino que también se ve afectada por «condicionantes sociales». Uno de los factores destacados por la vicelehendakari es la dedicación de las mujeres a los cuidados. Esta situación plantea un desafío significativo, ya que la demanda de cuidados aumentará debido al envejecimiento de la población. Mendia instó a los poderes públicos a utilizar todas las herramientas disponibles para evitar la regresión en este aspecto.

La importancia de la igualdad de género en el ámbito laboral

La desigualdad salarial entre hombres y mujeres es un obstáculo para lograr una sociedad más equitativa. Mendia enfatizó que es esencial garantizar que las mujeres tengan las mismas oportunidades de ingresos durante su vida activa y también en su jubilación. Para lograr esto, se deben abordar diversas cuestiones, como la carga desproporcionada de cuidados que recae sobre las mujeres y la necesidad de conciliación laboral.

La vicelehendakari hizo hincapié en que la igualdad implica permitir que hombres y mujeres accedan a empleos y salarios equivalentes. Sin embargo, aún existen barreras y obstáculos que impiden que esta igualdad sea plena. Mendia advirtió sobre el riesgo de involución y destacó las amenazas políticas, sociales y culturales que dificultan la eliminación de la brecha salarial.

Avances y retos en la igualdad salarial

A pesar de los desafíos persistentes, Mendia también resaltó algunos avances en el camino hacia la igualdad salarial. Uno de ellos es el incremento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en un 47% en los últimos años, lo cual ha beneficiado principalmente a los sectores feminizados. Sin embargo, la vicelehendakari destacó que no es suficiente enfocarse únicamente en impulsar la formación y contratación de mujeres en sectores tradicionalmente masculinos. Es fundamental atender también a los sectores en los que las mujeres son mayoría, sectores que desempeñaron un papel crucial durante la crisis pandémica y que merecen un reconocimiento y apoyo adecuados.

Planes de igualdad y trabajo sin sesgo de género

En la búsqueda de soluciones, Mendia hizo referencia a los planes de igualdad, obligatorios para empresas con más de 50 empleados, los cuales deben incluir registros salariales. En este sentido, resaltó la importancia de la Inspección de Trabajo para garantizar el cumplimiento de estos planes.

La vicelehendakari planteó la pregunta de si las condiciones laborales en los sectores feminizados serían diferentes si hubiera una mayor presencia de hombres. Esta reflexión apunta a la necesidad de una estrategia que promueva un trabajo sin sesgo de género.

La lucha por una sociedad más igualitaria

En resumen, la brecha salarial en Euskadi continúa siendo una preocupación destacada. La vicelehendakari Idoia Mendia subrayó la importancia de abordar este problema desde múltiples perspectivas, incluyendo la promoción de igualdad de oportunidades en el ámbito laboral, la conciliación de la vida laboral y familiar, y la profesionalización de los cuidados. Aunque se han logrado avances, aún existen desafíos que requieren un enfoque conjunto de los poderes públicos, las empresas y la sociedad en general. Superar la brecha salarial es un paso crucial para construir una sociedad más justa e igualitaria para todos.

Más noticias