19 de mayo de 2024 | 7:42

Bizkaia

Inspección a barcos de Ondarroa y Bermeo asegura condiciones dignas a tripulaciones

La flota de Armintza recibe un nuevo pesquero de Astilleros de Bermeo

Jesús Carames

20 de abril de 2024 | 1:14 pm

La reciente entrada en vigor del Convenio sobre el Trabajo en la Pesca promueve la realización de inspecciones en barcos de Ondarroa y Bermeo para verificar el cumplimiento de estándares laborales dignos.

En un esfuerzo coordinado por mejorar las condiciones laborales en el sector pesquero, inspectores de Trabajo junto con la Dirección General de la Marina Mercante y el Instituto Social de la Marina han comenzado una serie de inspecciones a bordo de pesqueros en las localidades vascas de Ondarroa y Bermeo. Este operativo se enmarca en la aplicación del Convenio 188 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que establece normativas claras para garantizar condiciones de trabajo y de vida decentes a bordo de los barcos de pesca.

La normativa y su impacto en el sector pesquero

El Convenio sobre el Trabajo en la Pesca, que finalmente ha entrado en vigor tras años de deliberaciones desde su concepción en 2016, ha sido bien recibido por el sector pesquero español. Con esta regulación, se espera no solo mejorar las condiciones laborales de los marineros sino también incentivar a jóvenes estudiantes de escuelas náutico-pesqueras a embarcarse en esta profesión con la seguridad de que sus derechos laborales están protegidos.

Javier Garat, secretario general de Cepesca y presidente de Europeche, resaltó la importancia de este convenio, indicando que «es una noticia deseada» y que contribuirá significativamente a dignificar y profesionalizar aún más el sector pesquero en España.

Detalles de la Inspección y mejoras implementadas

Las inspecciones, que incluyen una variedad de pesqueros de altura y atuneros, tienen como objetivo asegurar que se cumplan varios aspectos clave del convenio. Entre ellos, se encuentra la eliminación de los contratos verbales, una práctica anteriormente común que ahora será reemplazada por contratos escritos claros y completos que especificarán condiciones como el salario base y la estructura de la jornada laboral.

Además, se verificará que las condiciones a bordo sean habitables y seguras. Los capitanes o patrones deberán asegurarse de que existan instalaciones adecuadas para la higiene personal, incluyendo acceso a agua dulce suficiente para todos a bordo y facilidades adecuadas de cocina y despensa para garantizar la nutrición y el bienestar de la tripulación.

Los marineros agradecen el control

Estas inspecciones y la implementación del Convenio 188 son pasos fundamentales hacia un futuro donde el respeto por los derechos laborales sea una constante en todas las industrias, incluida la pesquera. La esperanza es que, con estas medidas, se pueda atraer a más jóvenes hacia esta profesión vital, ofreciéndoles un entorno de trabajo que no solo sea seguro y justo sino también respetuoso y digno.

El compromiso de las autoridades y las instituciones con el cumplimiento de estas normativas es un claro indicativo de su dedicación no solo a la protección de los derechos de los trabajadores sino también al progreso y la sostenibilidad del sector pesquero en Euskadi y en toda España. Con el continuo apoyo y vigilancia, el futuro para los trabajadores del mar parece más justo y seguro que nunca.

Más noticias