23 de julio de 2024 | 10:35

Bizkaia

Nueva normativa de radares de la DGT

Nueva normativa de radares de la DGT y su efecto en Guipúzcoa

Jeickson Sulbaran

9 de mayo de 2024 | 9:59 am

Cambios en la precisión de los radares y su impacto en la seguridad vial

La seguridad vial constituye una de las preocupaciones más persistentes en la gestión de tráfico en España, en especial en zonas con alta densidad de circulación como Guipúzcoa. La Dirección General de Tráfico (DGT) ha implementado recientemente modificaciones significativas en la normativa sobre radares de velocidad, con el objetivo claro de reducir la siniestralidad en las carreteras y autopistas del país. Este ajuste en los márgenes de error de los radares busca una mayor exactitud en las mediciones, lo que implica un aumento en las multas y sanciones para aquellos conductores que superen los límites de velocidad establecidos.

Los cambios en la normativa de radares y su impacto directo en las multas

La actualización de la normativa radaril, que entró en vigor recientemente, muestra una reducción en los márgenes de error permitidos en las mediciones de velocidad. Anteriormente, los márgenes se ajustaban a un +-5 km/h en radares fijos y +-7 km/h en radares móviles para velocidades hasta 100 km/h. Sin embargo, los avances tecnológicos en los dispositivos de medición han permitido a la DGT adoptar márgenes de solo 3 km/h para velocidades inferiores a 100 km/h en radares fijos, y del 3% para velocidades superiores a esta cifra.

Descubre cómo la nueva normativa de radares en Guipúzcoa afecta la seguridad vial y las sanciones, mejorando la precisión en las mediciones de velocidad.

Por otro lado, los radares móviles ahora poseen un margen de error de 5 km/h para mediciones que no superen los 100 km/h y del 5% para las que sí. Estos cambios no solo afectan a la frecuencia con la que se multa a los conductores sino también a la percepción de seguridad y responsabilidad al volante, aspectos cruciales para reducir los accidentes y fatalidades en las carreteras.

La respuesta del gobierno ante el aumento de la siniestralidad

En respuesta al incremento en las cifras de siniestralidad vial, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, anunció un plan integral que incluye la instalación de 95 nuevos radares de velocidad y la realización de 400.000 controles adicionales de alcoholemia. Este plan surge como reacción a un aumento del 16% en las muertes en carretera observadas en el primer trimestre de 2024 en comparación con el mismo período del año anterior. Además, se ha previsto un incremento de 150 agentes en la plantilla de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, reforzando así los recursos humanos dedicados a la vigilancia y control del tráfico.

La implementación de esta nueva normativa exige a los conductores una mayor atención y cumplimiento de los límites de velocidad. Es imprescindible que los ciudadanos estén informados no solo de los cambios normativos sino también de las consecuencias de su incumplimiento, que ahora son más severas debido a la precisión aumentada de los radares. Se recomienda a los conductores ajustar sus hábitos al volante, mantenerse al tanto de las señalizaciones y limitaciones específicas de cada tramo y utilizar dispositivos de asistencia al conductor que ayuden a mantener la velocidad dentro de los parámetros legales.

En los ajustes en la normativa de radares representan un esfuerzo significativo por parte de la DGT para mejorar la seguridad vial. Este cambio, junto con un aumento en la vigilancia y control, apunta a una reducción notable de la siniestralidad en las carreteras españolas, particularmente en áreas de alto riesgo como Guipúzcoa. La colaboración ciudadana será fundamental para que estas medidas alcancen su máximo potencial en la prevención de accidentes y la salvaguarda de vidas en nuestras vías.

Más noticias