23 de febrero de 2024 | 3:29

Capital del Mundo

La nueva era económica: los BRICS toman la delantera

Laura Rangel Ybarra

18 de agosto de 2023 | 6:00 pm

La irrupción de los BRICS en el escenario mundial

Desde hace décadas, el G-7, formado por las potencias económicas desarrolladas, ha marcado el pulso de la economía mundial. Sin embargo, los vientos están cambiando, y es innegable que los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) están en pleno ascenso. A medida que estos países emergentes ganan terreno, la vieja guardia debe enfrentarse a un nuevo panorama económico.

El desafío de aceptar un nuevo orden mundial

Las cifras no mienten. Estos cinco países, con sus vastos recursos naturales, poblaciones jóvenes y economías en rápido crecimiento, ya lideran el aumento del PIB mundial. Sin embargo, el mercado, arraigado en tradiciones y estructuras de poder, muestra resistencia a aceptar este cambio de guardia. La vieja guardia, acostumbrada a liderar, se encuentra ahora en un punto de inflexión.

Factores que impulsan a los BRICS

La diversidad y riqueza de estos países emergentes les confiere una ventaja única. Por un lado, China, con su imparable maquinaria industrial, e India, con su potencial tecnológico y demográfico. Mientras tanto, Brasil y Rusia, con sus vastas reservas naturales, y Sudáfrica, con su posición estratégica en el continente africano, complementan este bloque.

Los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), ya lideran el crecimiento mundial.

La respuesta del G-7

Frente a este crecimiento de los BRICS, las economías del G-7 deben adaptarse y reconsiderar sus estrategias. La cooperación, en lugar de la confrontación, podría ser el camino a seguir. Reconocer la importancia de estos nuevos actores en el tablero global es fundamental para mantener la estabilidad y el crecimiento en el futuro.

Un futuro en equilibrio

El ascenso de los BRICS es un reflejo de un mundo en evolución. Aunque el mercado pueda mostrarse reacio a admitirlo, es crucial abrazar estos cambios. La coexistencia y colaboración entre la vieja y la nueva guardia determinarán la salud económica del planeta en las próximas décadas. La historia está en marcha, y todos somos testigos de este gran cambio.

Más noticias