26 de febrero de 2024 | 10:05

Capital del Mundo

El Puerto de Bilbao lidera la innovación en propulsión eólica con la instalación de las velas de succión más grandes del mundo

Jesús Carames

5 de julio de 2023 | 8:30 am

El Puerto de Bilbao, en una maniobra pionera, ha dado un paso importante en la dirección del progreso marítimo verde. Este martes se ha llevado a cabo la instalación de las velas de succión más grandes del mundo en el buque comercial EEMS Traveller, un barco de carga general de la empresa Amasus Shipping. Las velas eSAILs, de 17 metros de altura, han sido instaladas por la empresa de propulsión eólica bound4blue.

Nueva generación de tecnología eólica marítima

La instalación de estas impresionantes velas se ha realizado en el marco del proyecto Sails for Cargo. Este innovador proyecto, co-financiado por el Fondo Puertos 4.0 de Puertos del Estado, utiliza un perfil aerodinámico de gran espesor equipado con un sistema de succión inteligente para mejorar la eficiencia aerodinámica. Este perfil resulta en una tecnología que produce siete veces más sustentación que un ala de avión, como explicaron los responsables del proyecto.

El objetivo de este proyecto es probar la nueva generación mejorada de este sistema automatizado de propulsión asistida por viento, diseñado para reducir costes de combustible y emisiones contaminantes. Se estima que este avance podría llevar a un ahorro de combustible de hasta el 40%, dependiendo de factores como el tipo de buque, su perfil de operación y los vientos en las zonas donde opera.

Instalación en dos fases y contribución local

El proceso de instalación de las velas eSAILs se realizó en dos fases. Hace un año, durante una revisión programada del buque, se fabricaron e instalaron refuerzos para ambas velas en los Países Bajos. Más recientemente, se llevó a cabo la maniobra de verticalización e instalación de las velas, fabricadas por Haizea Wind en su planta de Aranda de Duero, incluyendo la integración de todos los elementos internos.

La compañía vasca Toro y Betolaza asumió la responsabilidad de verticalizar los sistemas, una tarea que requería dos grúas y diverso equipo auxiliar para colocar las velas con precisión en sus puntos de anclaje. Al mismo tiempo, bound4blue ha estado monitorizando los datos de consumo del buque para obtener un perfil base que será utilizado por una entidad externa para evaluar los resultados de ahorro de combustible y emisiones durante los próximos 12 meses.

Pasos hacia un futuro más verde

José Miguel Bermúdez, CEO de bound4blue, destacó la importancia de implementar soluciones sostenibles y probadas para la descarbonización de la industria. También destacó el hecho de que por primera vez se ha utilizado la infraestructura portuaria para instalar sus sistemas, lo que significa que los armadores no tienen que esperar a entrar en el astillero para beneficiarse de la propulsión eólica.

El Puerto de Bilbao y sus socios en este proyecto han demostrado su compromiso con la innovación y la sostenibilidad, avanzando hacia un futuro más limpio y verde para la industria del transporte marítimo. Con la instalación de estas impresionantes velas de succión, se ha dado un paso significativo hacia la disminución del impacto ambiental de la industria marítima, allanando el camino para futuros desarrollos en la propulsión asistida por el viento.

El proyecto Sails for Cargo y la instalación de las velas eSAILs más grandes del mundo en el EEMS Traveller marcan un hito importante en la lucha por la reducción de las emisiones en el sector marítimo. Al mirar hacia el futuro, el Puerto de Bilbao continúa su camino hacia la sostenibilidad y la innovación, demostrando una vez más su posición como líder en la industria marítima.

Con esta hazaña, el Puerto de Bilbao y todas las empresas involucradas en el proyecto Sails for Cargo están mostrando al mundo que es posible avanzar hacia un futuro más sostenible y respetuoso con el medio ambiente. La industria marítima tiene una responsabilidad y una oportunidad únicas de liderar en este aspecto, y el Puerto de Bilbao está demostrando que está a la altura de este desafío.

Más noticias