8 de diciembre de 2023 | 4:43

Capital del Mundo

Urkullu quiere saber si Pedro Sánchez miente en el asunto del AVE con Francia

Jesús Carames

14 de abril de 2023 | 10:00 am

Iñigo Urkullu se prepara para reunirse con el ministro francés de Transportes, Clément Beaune, para aclarar las diferencias entre las posturas del Gobierno español y el francés en relación al tren de alta velocidad (AVE) y sus plazos de conexión.

Dos versiones contradictorias

El Gobierno de Pedro Sánchez anunció que Francia se comprometía al plazo de 2030 tras la cumbre con Emmanuel Macron en enero. Sin embargo, Francia niega dicho compromiso y defiende que no ha incumplido su palabra, postergando el tramo Burdeos-Dax hasta 2042.

¿Quién tiene razón?

El Tratado de Amistad y Cooperación firmado en Barcelona respalda la versión de Sánchez, al apostar por alcanzar los objetivos fijados por la Unión Europea, que mencionan claramente el año 2030. No obstante, el embajador francés Jean-Michel Casa aseguró que no se comprometieron con el corredor atlántico, sino solo con el mediterráneo.

La posición de la Unión Europea

Los reglamentos 1315/2013 y 2021/1153 de la Unión Europea establecen que la red básica debe estar finalizada «a más tardar» o «no más tarde» de 2030. La duda radica en qué fuerza puede tener Bruselas para presionar al Estado francés, uno de los socios más potentes del club comunitario.

La capacidad de Bruselas para presionar a Francia

Bruselas tiene una capacidad limitada para presionar a Francia, y el gabinete de Macron parece haber construido un argumentario que pasa por exigir más dinero a Europa si quiere que se cumplan los plazos. Urkullu también tiene previsto reunirse con la comisaria de Transportes, Adina Valean.

Los movimientos de Moncloa

Sánchez aún no ha hecho movimientos públicos en este asunto, dejando el peso al lehendakari. Es posible que Sánchez se guarde esta baza para cuando asuma la presidencia de turno del Consejo de la Unión Europea, a partir del 1 de julio.

Macrorregión atlántica en la Unión Europea

Los territorios atlánticos podrían conseguir el estatus de macrorregión dentro de la Unión Europea, lo que les daría una mayor visibilidad. Sánchez es sensible a esa propuesta y se espera que eleve un mandato en su presidencia europea. Portugal respalda sin fisuras esta propuesta, y no se prevén objeciones por parte de Irlanda.

Más noticias