18 de mayo de 2024 | 9:53

Uncategorized

España niega la segregación de Usansolo

María José Gonzalez

30 de junio de 2023 | 10:00 am

Usansolo, localidad con un deseo palpable de independizarse del municipio de Galdakao, enfrenta un obstáculo inesperado. El Gobierno español ha decidido no respaldar su segregación, una decisión que frustra las esperanzas de sus habitantes de funcionar como un municipio independiente.

La negativa del Gobierno Español

La negativa del Ministerio de Política Territorial ha caído como un jarro de agua fría. La decisión se basa en que Usansolo no alcanza los 5000 habitantes, una condición esencial para su inscripción en el registro de entidades locales. Este hecho pone de manifiesto la diferencia de criterios entre la normativa estatal y la foral.

El obstáculo surge a pesar de que todos los trámites necesarios en Euskadi se habían cumplido. Sin embargo, para comenzar a operar como un municipio independiente, es necesaria la aprobación del gobierno central, que finalmente no ha llegado.

El descontento en Usansolo, Galdakao y la Diputación Foral de Bizkaia

Tanto la Diputación Foral de Bizkaia como la Gestora de Usansolo y el Ayuntamiento de Galdakao han confirmado la negativa del registro en entidades locales, dependiente del Gobierno español. Esta decisión ha supuesto un revés, ya que Usansolo no logra cumplir con la Ley Estatal debido a su población.

No obstante, es importante destacar que según la normativa foral, el requisito de población se reduce a la mitad, es decir, 2500 habitantes. Esta discrepancia entre las leyes estatal y foral resulta en una situación incierta para Usansolo.

La posible respuesta: recursos administrativos o judiciales

Ante este escenario, las tres entidades involucradas –la Diputación Foral de Bizkaia, la Gestora de Usansolo y el Ayuntamiento de Galdakao– están evaluando qué camino tomar. Dos opciones se perfilan en el horizonte: optar por un recurso administrativo o judicial.

La elección no es sencilla. Si bien un recurso administrativo podría ser más rápido, un recurso judicial, aunque más largo, podría tener más peso. En cualquier caso, el tiempo apremia, ya que cuentan con un plazo de dos meses para presentar dicho recurso.

La lucha de Usansolo por su segregación de Galdakao está lejos de terminar. La comunidad, apoyada por las instituciones locales, seguirá buscando formas de lograr su ansiada independencia. Sin duda, la respuesta a la negativa del Gobierno español será determinante en el devenir de este pequeño núcleo poblacional de Bizkaia.

Más noticias