14 de abril de 2024 | 12:09

Actualidad

Aita Mari zarpa en su 11ª singladura a las turbulentas aguas del Mediterráneo

Laura Rangel Ybarra

7 de octubre de 2023 | 6:59 pm

En el puerto de Burriana, Castellón, el buque de salvamento marítimo vasco Aita Mari se prepara para embarcar en una misión que, más allá de las aguas que surcará, navega en el océano de la crisis humanitaria y política que se despliega en el Mediterráneo Central.

La Undécima Misión: Un Compromiso Inquebrantable con la Vida

El Aita Mari, con diez misiones a sus espaldas, se encuentra en el umbral de su undécima travesía, una que lo llevará nuevamente a las aguas entre Italia, Malta, Libia y Túnez. La tripulación, compuesta por ocho profesionales y cinco voluntarios, se enfrenta a un escenario donde la esperanza y la desesperación coexisten en cada ola.

Un Rescate Más Allá de las Aguas

En sus dos misiones de 2023, el buque ha sido el faro de esperanza para 300 personas rescatadas y ha brindado asistencia a otras 162. Desde 2018, más de mil almas han encontrado en el Aita Mari un puente hacia la seguridad y, en muchos casos, hacia una nueva vida.

Un Reconocimiento a la Labor Humanitaria en Medio de la Crisis

Nerea Melgosa, consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, y Xabier Legarreta, director de Migración y Asilo de su Departamento, han visitado Burriana. No solo para despedir al buque y su tripulación, sino también para transmitir un mensaje claro: el Aita Mari no está solo.

Instituciones y Ciudadanía: Un Soporte Vital

Melgosa expresó que el Aita Mari es un orgullo para el Gobierno Vasco y enfatizó que el buque cuenta con el respaldo tanto de las instituciones como de la ciudadanía vasca. Desde 2018 hasta 2023, el Gobierno Vasco ha destinado 1.850.000 euros para apoyar las actividades del Aita Mari, financiando acciones de emergencia y asegurando el respeto a los Derechos Humanos en el mar.

El Desafío de la Política Común de Asilo y Migración en Europa

Frente al acuerdo de los Veintisiete para establecer una política común de asilo y migración en Europa, la prudencia se mezcla con la crítica. Melgosa ha señalado la intolerancia hacia la criminalización de los rescates en el mar, subrayando que, lejos de desestabilizar, estas acciones salvan vidas.

Navegando hacia el Futuro: Entre la Esperanza y la Incertidumbre

El Aita Mari zarpará hacia un futuro donde cada misión es un recordatorio de la humanidad compartida y la responsabilidad colectiva. La posibilidad de organizar la Copa del Mundo de 2025 en Euskadi es una luz en el horizonte, pero también un llamado a la reflexión sobre las políticas y prácticas que definen el presente y futuro de las personas migrantes.

Más noticias