17 de abril de 2024 | 5:45

Bilbao

La fuente europea de neutrones de Bilbao consolida como epicentro de la investigación en física de partículas

Centro Europeo de Neutrones por Espalación en Bilbao

Jeickson Sulbaran

13 de septiembre de 2023 | 9:30 pm

El Renovado Compromiso Financiero

El Consejo de Ministros ha dado luz verde a un presupuesto de 6,3 millones de euros para fortalecer las capacidades de la Fuente Europea de Neutrones por Espalación (ESS) en Bilbao. Este impulso financiero es fruto de un convenio entre el Gobierno del Estado y el Gobierno Vasco, que se han comprometido a aportar 12,6 millones de euros de forma conjunta entre 2024 y 2027.

Repercusión en la Industria y la Ciencia

Diana Morant, la Ministra de Ciencia e Innovación, no ha escatimado elogios al afirmar que ESS Bilbao ya constituye un ecosistema próspero para el desarrollo tecnológico y científico. Este complejo no solo servirá como una extensión de la instalación principal de ESS en Lund, Suecia, sino que también funcionará como un centro de investigación independiente. El énfasis estará en la innovación en el ámbito de la aceleración de partículas.

Los Ambiciosos Objetivos de ESS-Bilbao

Situada en el parque científico del campus de la UPV/EHU en Leioa, ESS-Bilbao aspira a ser mucho más que un apéndice de su contraparte sueca. Ha tomado la iniciativa en el diseño y fabricación de equipos críticos y busca consolidarse como un líder en investigaciones que van desde la física fundamental hasta aplicaciones en campos tan diversos como la medicina, la ingeniería y la aeronáutica.

Alcance Multidisciplinario de la Investigación

La instalación en Lund, que se espera esté completamente operativa en 2025, es un acelerador de partículas diseñado para realizar estudios detallados de la estructura de la materia. Las aplicaciones son infinitas, abarcando desde la biología y la geología hasta la investigación en áreas críticas como la salud, el medio ambiente y los nuevos materiales.

Beneficios Más Allá de la Ciencia

Pero el impacto de ESS no se detiene en los límites del mundo académico. Los avances científicos impulsados por esta infraestructura tendrán aplicaciones tangibles en la sociedad, desde el desarrollo de tecnologías de la información hasta posibles descubrimientos en el campo de la medicina. Esto reafirma la importancia de la inversión en ciencia como motor del progreso en múltiples esferas.

Este nuevo flujo financiero para ESS-Bilbao no es simplemente una inyección de capital; es una apuesta estratégica que posiciona a Bilbao, y por extensión a España, como un pilar en el futuro de la investigación científica en Europa. Con los ojos puestos en 2025, la comunidad científica y tecnológica espera con entusiasmo las innovaciones que surgirán de esta colaboración hispano-sueca, que ya está dando frutos en forma de oportunidades para la industria de alta tecnología y la ciencia.

Más noticias