19 de mayo de 2024 | 6:45

Bilbao

Sabotajes en Bilbobus obstaculizan los servicios mínimos de la huelga

: Imagen de un autobús de Bilbobus transitando por las calles de Bilbao en un soleado día de verano.

Jesús Carames

15 de abril de 2024 | 2:37 pm

La jornada de hoy en Bilbao ha estado marcada por nuevos actos de sabotaje que han afectado gravemente la operación de Bilbobus, impidiendo la circulación de la mayoría de los autobuses que deberían prestar servicio bajo los mínimos decretados por motivo de huelga. BIOBIDE, la empresa concesionaria, ha informado que de los 38 autobuses que deberían estar operativos en el turno de mañana, solo entre 5 y 10 han podido salir de cocheras debido a diversos actos vandálicos.

Incidentes de sabotaje en Bilbobus

Según fuentes de la empresa, los daños incluyen lunas rotas en 6 autobuses, ruedas pinchadas en 2 unidades y actos de vandalismo como pintura tirada y vinilos colocados en cristales e interiores de varios vehículos. Además, se han robado 65 desconectadores de corriente, indispensables para el arranque de los autobuses, provocando que los vehículos afectados deban regresar a las cocheras sin poder completar sus rutas.

Impacto en la ciudadanía

Estos sabotajes están causando un perjuicio significativo a los usuarios del servicio público, muchos de los cuales dependen de Bilbobus para desplazarse a hospitales, lugares de trabajo y centros educativos. La situación se ha visto agravada hoy al no poder cumplirse los servicios mínimos garantizados, lo que ha generado importantes retrasos y cancelaciones.

Llamamientos y respuestas

BIOBIDE ha emitido un comunicado urgente solicitando que cesen estos actos de sabotaje y ha apelado al comité de huelga para que intervenga y asegure el cumplimiento de los servicios mínimos. “Estos actos vandálicos no solo perjudican a la empresa, sino a toda la ciudadanía que ve limitada su movilidad en momentos críticos”, declaró un portavoz de Biobide.

La empresa también ha reportado los incidentes a las autoridades locales, pidiendo una acción rápida y efectiva para identificar y sancionar a los responsables de estos sabotajes. Mientras tanto, se están tomando medidas adicionales para asegurar los vehículos y las instalaciones, y se está trabajando en coordinación con la policía municipal para aumentar la vigilancia y prevenir futuros incidentes.

Reacciones municipales

El Ayuntamiento de Bilbao ha expresado su preocupación por los reiterados incidentes y ha condenado cualquier acto de sabotaje que interfiera con servicios públicos esenciales. «Es fundamental que durante periodos de huelga se mantengan los servicios mínimos para garantizar el derecho de todos los ciudadanos a la movilidad», comentó un representante del ayuntamiento.

Este es el tercer día consecutivo en que se reportan sabotajes similares, y la tensión entre la concesionaria, los empleados en huelga y los usuarios del servicio parece estar en aumento. Todos los ojos están puestos en las negociaciones en curso y en las medidas que tomarán las autoridades para restaurar el orden y garantizar la seguridad y eficacia del transporte público en la capital vizcaína.

Más noticias