21 de febrero de 2024 | 11:09

Deportes

El drama económico de la Supercopa sin el Barcelona

El drama económico de la SuperCopa sin el Barcelona

Jeickson Sulbaran

25 de enero de 2024 | 6:20 pm

La Supercopa de España, ese evento anual que captura la atención del mundo futbolístico, se encuentra en una encrucijada económica este año. Tradicionalmente, esta competición reúne a los dos finalistas de la Copa del Rey y a los dos primeros clasificados de LaLiga en un formato de Final Four. Este año, la posible ausencia del FC Barcelona, tras su eliminación en cuartos de final de la Copa por el Athletic Club, podría tener consecuencias financieras significativas.

La situación actual del Barcelona en la Supercopa

El drama económico de la SuperCopa sin el Barcelona

El Barcelona, para asegurar su participación en la próxima edición de la Supercopa, necesita acabar LaLiga en una de las dos primeras posiciones. Actualmente, el equipo se encuentra a ocho puntos del Girona y a siete del Real Madrid, lo que sitúa su clasificación en un terreno complicado. La relevancia de esta situación no se limita solo al ámbito deportivo, sino que también implica importantes repercusiones económicas.

Según Jonás Pérez de Relevo, si el Real Madrid y el Girona terminan la temporada ocupando las dos primeras plazas de LaLiga, el Barcelona quedaría automáticamente excluido de la Supercopa. Esto no solo representaría una pérdida económica directa para el club, estimada en seis millones de euros, sino también para la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

La cláusula penalizadora y la integridad deportiva

El contrato firmado en 2019 entre la RFEF y Sela, la empresa pública saudí que organiza eventos deportivos, incluye cláusulas de penalización si el Barcelona o el Real Madrid no se clasifican para la Supercopa. En concreto, si alguno de estos equipos no participa, Arabia Saudí paga 10 millones de euros menos, lo que reduciría los ingresos de la RFEF de 40 a 35 millones de euros por edición.

Esta situación no solo plantea un dilema económico, sino que también pone en tela de juicio la integridad del fútbol español. Los árbitros, que dependen de la Federación, se encuentran en una posición delicada cuando los ingresos de la RFEF están atados al éxito de ciertos equipos. Esto podría avivar las ya existentes preocupaciones sobre el ‘problema arbitral’ y la imparcialidad en el fútbol español.

La posible ausencia del Barcelona en la Supercopa de España y RFEF no es solo una cuestión de deporte, sino un asunto que se entrelaza con las finanzas y la percepción de integridad en el fútbol español. El desarrollo de esta situación será seguido de cerca, tanto por aficionados como por analistas, ya que sus repercusiones van más allá del campo de juego.

Más noticias