13 de julio de 2024 | 6:14

Actualidad

La ley Sí es sí referente en Europa

Irene Montero, responsable de la cartera de Igualdad.

Jeickson Sulbaran

24 de octubre de 2023 | 5:26 pm

Un Avance Histórico

Desde la instauración del Instituto Europeo de Igualdad de Género (EIGE) en 2013, España ha demostrado un avance sin precedentes en términos de igualdad. En una época en que la lucha por la igualdad de género está en auge, España ha establecido un estándar admirable en Europa, superando a naciones con un historial sólido en políticas feministas.

En Detalle: El Índice del EIGE

Este índice, que evalúa el estado de la igualdad de género en la UE, ha revelado que España ha avanzado de manera destacada, situándose en 76,4 puntos, sólo superada por potencias en igualdad como Suecia, Países Bajos y Dinamarca. Lo que es más notable es que España se ha situado en el grupo de «outperform», junto a naciones como Austria, Alemania, Francia y Luxemburgo. Estas naciones no sólo superan la media de la UE de 70,2 puntos, sino que también han experimentado un crecimiento acelerado en su puntuación.

Factores Clave de este Progreso

Sin duda, los cambios políticos y las reformas legislativas han jugado un papel esencial. El año pasado, España ya había obtenido 74,6 puntos, lo que significa que ha aumentado su puntuación en casi dos puntos en tan sólo un año. Durante este período, España ha visto la implementación de leyes clave como la ley «sí es sí», la ley trans y la reforma de la ley del aborto.

El informe también destaca áreas específicas donde España ha brillado. En el ámbito de la salud, por ejemplo, ha obtenido una puntuación de 91,2 puntos. Esto refleja factores como la mayor esperanza de vida de las mujeres y su participación activa en actividades deportivas. En el área de Usos del Tiempo, la nación ha logrado un puntaje de 70,4, mostrando un reparto más equilibrado en tareas de cuidado y responsabilidades domésticas.

Áreas de Mejora

A pesar de estos avances significativos, hay áreas donde España debe centrar su atención. En el aspecto económico, por ejemplo, el país ha obtenido una puntuación que es 4,3 puntos inferior a la media europea. Esto pone de manifiesto la necesidad de abordar desafíos como la desigualdad salarial y las barreras al empleo que enfrentan las mujeres.

Perspectiva Histórica

Si se observa la trayectoria de España desde 2013, su ascenso ha sido notable. Oscilando entre la octava y la undécima posición hasta 2019, el país ha logrado subir al séptimo puesto en 2020. En los dos años siguientes, pasó a la sexta posición y ahora ha alcanzado el cuarto lugar. Un aumento de 6,3 puntos desde 2019.

Un Reconocimiento al Compromiso

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha interpretado estos resultados como un reconocimiento al arduo trabajo del Ministerio de Igualdad y del Gobierno de coalición. Refleja que cuando un gobierno se dedica sinceramente a las políticas feministas, logra cambios trascendentales y se posiciona a la vanguardia en la promoción de la igualdad.

En Conclusión

El progreso de España en la esfera de la igualdad de género es una lección para todas las naciones. A través del compromiso político, la legislación adecuada y la dedicación a la causa, un país puede transformar su posición y establecerse como líder en la lucha por la justicia y la igualdad.

Más noticias