21 de julio de 2024 | 12:40

Bizkaia

150.000 trabajadores del sector público vasco convocados a huelga los días 25 de octubre y 19 de diciembre

Manifestantes en la protesta de la hostelería en Bizkaia exigiendo salarios justos y un convenio digno.

María José Gonzalez

15 de septiembre de 2023 | 3:08 pm

La estabilidad laboral y el poder adquisitivo han sido dos pilares esenciales en las demandas laborales a lo largo de la historia. Esta vez, es el turno del sector público vasco. Con fechas ya marcadas en el calendario, diversas organizaciones sindicales han alzado la voz en defensa de sus derechos y condiciones laborales.

Un llamado unánime de los sindicatos

ELA, LAB, CCOO, Steilas, SATSE y ESK han sido claros y directos en su propósito. La convocatoria no es menor: se insta a la huelga a unos 150.000 trabajadores del sector público de la Comunidad Autónoma Vasca. Las fechas establecidas son el 25 de octubre y el 19 de diciembre, dos momentos que prometen ser cruciales en la reivindicación de sus demandas.

Las demandas centrales

Más allá de una simple movilización, las exigencias presentadas por los sindicatos buscan soluciones concretas y a largo plazo. El principal objetivo es que tanto el Gobierno vasco, como las diputaciones y ayuntamientos, garanticen la conservación del poder adquisitivo de los empleados. Además, buscan consolidar el empleo público en la comunidad hasta lograr que la temporalidad se reduzca al 8%, un porcentaje significativamente menor al actual.

Una situación que trasciende las fronteras vascas

Los sindicatos no solo se han dirigido a las autoridades de la Comunidad Autónoma Vasca. Han extendido su llamado a los partidos políticos vascos que cuentan con representación en Madrid, buscando que se facilite el acuerdo en el ámbito vasco sobre los salarios y las necesidades propias del empleo en la región.

Un sector público en crisis

Las centrales sindicales han expresado su preocupación ante lo que consideran un «deterioro» del sector público en Euskadi. Esta problemática no es aislada, sino que es una «situación transversal» que está afectando a todos los ámbitos del empleo público. El crecimiento de la privatización en distintas áreas es una muestra palpable de este desgaste.

El camino a seguir

Es innegable que la movilización del próximo 25 de octubre y 19 de diciembre generará impacto en la dinámica laboral y política de la Comunidad Autónoma Vasca. La respuesta de las autoridades a estas demandas será crucial para determinar el rumbo de las negociaciones y la posible satisfacción de las peticiones sindicales.

En conclusión, los trabajadores del sector público vasco, respaldados por sus sindicatos, han planteado un escenario de reivindicación que busca mejorar sus condiciones laborales y salvaguardar sus derechos. El próximo paso está en manos de las autoridades, quienes deberán tomar decisiones que no solo afectarán al presente, sino también al futuro laboral de la región.

Más noticias